Download E-books Harry Potter y el cáliz de fuego (La colección de Harry Potter) PDF

By J.K. Rowling

Otro deplorable verano con los Dursley llega a su fin y Harry está impaciente por regresar a Hogwarts. A sus catorce años, sólo desea ser un joven mago como los demás y dedicarse a aprender nuevos sortilegios y asistir a los Mundiales de quidditch. Sin embargo, en Hogwarts le espera un desafío de grandes proporciones, por lo que tendrá que demostrar que ya no es un niño y que está preparado para vivir las nuevas y emocionantes experiencias que el futuro le depara.

Show description

Read or Download Harry Potter y el cáliz de fuego (La colección de Harry Potter) PDF

Best Magic books

Angel's Ink: The Asylum Tales

“A lot of enjoyable, with a complete new tackle the darkish city fable. brilliant and breezy, with interesting characters, and a heritage with hidden depths. Drake places the ink in magnificent. ”—Simon R. Green“Angel’s Ink is an other-earthly combination of magic and know-how within the top culture of city delusion that refused to allow me pass.

The Hero and the Crown

A Newbery Medal WinnerAlthough she is the daughter of Damar's king, Aerin hasn't ever been permitted as complete royalty. either out and in of the royal courtroom, humans whisper the tale of her mom, the witchwoman, who was once acknowledged to have enspelled the king into marrying her to get an inheritor to rule Damar-then died of depression while she chanced on she had borne a daughter rather than a son.

The Thinking Woman's Guide to Real Magic: A Novel

“If Hermione Granger were an American who by no means got a call for participation to Hogwarts, this is able to were her tale. ” —PeopleEarning comparisons to wildly renowned delusion novels through Deborah Harkness and Lev Grossman, Emily Croy Barker’s mesmerizing debut deals an clever break out right into a richly imagined international.

King of the Murgos (The Malloreon, Book 2)

Guided via the Orb of the God Aldur, Garion and Ce'Nedrea commence a superb quest to rescue their abducted baby. Making their means throughout the foul swamps of Nyisssa, then into the lands of the Murgos, they need to finally face a terrible danger--to themselves and all mankind. .. .

Additional info for Harry Potter y el cáliz de fuego (La colección de Harry Potter)

Show sample text content

Gruñó por fin—. ¿Con un montón de niños pelirrojos? Harry frunció el entrecejo pensando que tenía gracia que tío Vernon llamara gordo a alguien cuando su propio hijo, Dudley, acababa de lograr lo que había estado intentando desde que tenía tres años: ser más ancho que alto. Tío Vernon volvió a examinar l. a. carta. —Quidditch —murmuró entre dientes—, quidditch. ¿Qué demonios es eso? Harry sintió una segunda punzada de irritación. —Es un deporte —dijo lacónicamente— que se juega sobre esc... —¡Vale, vale! —interrumpió tío Vernon casi gritando. Con cierta satisfacción, Harry observó que su tío tenía expresión de miedo. Daba l. a. impresión de que sus nervios no aguantarían el sonido de las palabras «escobas voladoras» en l. a. sala de estar. Disimuló volviendo a examinar l. a. carta. Harry descubrió que movía los labios formando las palabras «que nos enviara l. a. respuesta de ustedes por el medio habitual». —¿Qué quiere decir eso de «el medio habitual»? —preguntó irritado. —Habitual para nosotros —explicó Harry y, antes de que su tío pudiera detenerlo, añadió—: Ya sabes, lechuzas mensajeras. Es lo basic entre magos. Tío Vernon parecía tan ofendido como si Harry acabara de soltar una terrible blasfemia. Temblando de enojo, lanzó una mirada nerviosa por l. a. ventana; parecía temeroso de ver a algún vecino con los angeles oreja pegada al cristal. —¿Cuántas veces tengo que decirte que no menciones tu anormalidad bajo este techo? —dijo entre dientes. Su rostro había adquirido un tono ciruela vivo—. Recuerda dónde estás, y recuerda que deberías agradecer un poco esa ropa que Petunia y yo te hemos da... —Después de que Dudley los angeles usó —lo interrumpió Harry con frialdad; de hecho, llevaba una sudadera tan grande para él que tenía que dar cinco vueltas a las mangas para poder utilizar las manos y que le caía hasta más abajo de las rodillas de unos vaqueros extremadamente anchos. —¡No consentiré que se me hable en ese tono! —exclamó tío Vernon, temblando de ira. Pero Harry no pensaba resignarse. Ya habían pasado los tiempos en que se había visto obligado a aceptar cada una de las estúpidas disposiciones de los Dursley. No estaba siguiendo el régimen de Dudley, y no se iba a quedar sin ir a los Mundiales de quidditch por culpa de tío Vernon si podía evitarlo. Harry respiró hondo para relajarse y luego dijo: —Vale, no iré a los Mundiales. ¿Puedo subir ya a mi habitación? Tengo que terminar una carta para Sirius. Ya sabes... mi padrino. Lo había hecho, había pronunciado las palabras mágicas. Vio cómo los angeles colorada piel de tío Vernon palidecía a ronchas, dándole el aspecto de un helado de grosellas mal mezclado. —Le... ¿le vas a escribir, de verdad? —dijo tío Vernon, intentando aparentar tranquilidad. Pero Harry había visto cómo se le contraían de miedo los diminutos ojos. —Bueno, sí... —contestó Harry, como sin darle importancia—. Hace tiempo que no ha tenido noticias mías y, bueno, si no le escribo puede pensar que algo va mal. Se detuvo para disfrutar el efecto de sus palabras. Casi podía ver funcionar los engranajes del cerebro de tío Vernon debajo de su grueso y oscuro cabello peinado con una raya muy recta.

Rated 4.67 of 5 – based on 27 votes

About the Author

admin