Download E-books Desde mi cielo (Movie Tie-in Edition) (Spanish Edition) PDF

By Alice Sebold

“Alice Sebold crea una novela mágica, conmovedora, inolvidable. ¡No se l. a. pierda por ningún motivo!” –Isabel Allende

“Profundamente conmovedor... un retrato perspicaz del amor universal y de cómo perdura y a l. a. vez cambia con el pasar del tiempo”. –The big apple Times

Cuando conocemos a Susie Salmon, sabemos que ya está en el cielo, en su nuevo hogar. Desde allí nos relata, con l. a. inconfundible voz de una adolescente de catorce años, una historia tan inquietante como alentadora: los angeles de su propio asesinato a manos de un vecino y el proceso de recuperación por el que pasarán sus seres queridos.

Tras su muerte, Susie contempla cómo los angeles vida continúa sin ella; sus compañeros de colegio rumorean sobre su desaparición, su familia mantiene los angeles ilusión de encontrarla con vida y el asesino se esfuerza en borrar las huellas del crimen. Los acontecimientos se suceden al tiempo que Susie se va adaptando a ese lugar llamado cielo, un refugio mágico donde encuentra consejeros que los angeles ayudan a entender los angeles muerte y amigos con los que convivir, un nuevo hogar donde halla todo lo que desea excepto lo más importante: reencontrarse con las personas a las que ama quienes todavía viven sobre los angeles Tierra.

Desde mi cielo es una historia asombrosa y de extraordinaria ternura que parte de una de las pruebas más dolorosas a las que, desgraciadamente, a veces tenemos que enfrentarnos: los angeles pérdida de un ser querido. Pero es también un relato lleno de esperanza, humor y el poder curativo del amor.

Show description

Read or Download Desde mi cielo (Movie Tie-in Edition) (Spanish Edition) PDF

Best Mystery books

The Listerdale Mystery (Agatha Christie Collection)

A variety of mysteries, a few light-hearted, a few romantic, a few very lethal. .. Twelve tantalizing instances. .. the curious disappearance of Lord Listerdale; a newlywed's worry of her ex-fiance; a wierd come upon on a educate; a household homicide research; a wild man's surprising character switch; a retired inspector's hunt for a murderess; a tender woman's impersonation of a duchess; a necklace hidden in a basket of cherries; a secret writer's arrest for homicide; an incredible marriage concept; a soprano's hatred for a baritone; the case of the rajah's emerald.

The Dark Wind

The corpse were “scalped,” its arms and soles got rid of after demise. Sergeant Jim Chee of the Navajo Tribal Police is familiar with instantly he'll have his arms complete with this situation, a simple task that's supported via the traumatic occurrences to stick to. A mysterious evening airplane crash, a vanishing cargo of cocaine, and a weird and wonderful assault on a windmill basically accentuate Chee’s fears.

Towards Zero

The Queen of poser has come to Harper Collins! Agatha Christie, the said mistress of suspense—creator of indomitable sleuth leave out Marple, meticulous Belgian detective Hercule Poirot, and such a lot of different unforgettable characters—brings her complete oeuvre of creative whodunits, locked room mysteries, and complicated puzzles to Harper Paperbacks…including one of her personal ten favourite novels, Towards 0, which places Superintendent conflict and Inspector Leach at the case as they examine the homicide of an aged widow.

Taken at the Flood (Hercule Poirot Mysteries)

The Queen of poser has come to Harper Collins! Agatha Christie, the stated mistress of suspense—creator of indomitable sleuth pass over Marple, meticulous Belgian detective Hercule Poirot, and such a lot of different unforgettable characters—brings her whole oeuvre of inventive whodunits, locked room mysteries, and puzzling puzzles to Harper Paperbacks.

Additional info for Desde mi cielo (Movie Tie-in Edition) (Spanish Edition)

Show sample text content

Se dio cuenta, con una mezcla de remordimientos y alegría, de que todo lo que veía ante ella ahora period suyo. –¿Hola? Toc, toc –dijo los angeles abuela Lynn. Lindsey dio un brinco. –Perdona que te moleste, cariño –dijo–. Me ha parecido oírte aquí dentro. Mi abuela llevaba uno de sus vestidos a lo Jackie Kennedy, como los llamaba mi madre. Nunca había comprendido por qué, a diferencia del resto de los angeles familia, su madre no tenía caderas y podía ponerse un vestido de corte recto que incluso a sus sesenta y dos años le quedaba como un guante. –¿Qué estás haciendo aquí? –preguntó Lindsey. –Necesito que me ayudes con los angeles cremallera. l. a. abuela Lynn se volvió, y Lindsey vio lo que nunca había visto en nuestra madre. los angeles parte posterior del sostén negro y l. a. parte more desirable de l. a. combinación de l. a. abuela Lynn. Dio el par de pasos que los angeles separaban de nuestra abuela y, tratando de no tocar nada más que los angeles cremallera, se l. a. subió. –¿Y el ganchito de arriba? –añadió los angeles abuela Lynn–. �Llegas? El cuello de nuestra abuela olía a polvos de talco y a Chanel número five. –Es una de las razones para tener a un hombre, no puedes hacer estas cosas tú sola. Lindsey period tan alta como nuestra abuela, y seguía creciendo. Al coger el gancho con ambas manos, vio los finos mechones de pelo rubio teñido en l. a. nuca. Vio el sedoso vello grisáceo que le cubría los angeles espalda y el cuello. Cerró el gancho y se quedó donde estaba. –He olvidado cómo period –dijo Lindsey. –¿Qué? –La abuela Lynn se volvió. –No logro acordarme, �sabes? –dijo Lindsey–. Me refiero a su cuello. �Lo miré alguna vez? –Oh, cariño, ven aquí –dijo los angeles abuela Lynn, abriendo los brazos, pero Lindsey se volvió hacia el armario. –Necesito estar guapa –dijo. –Eres guapa –dijo los angeles abuela Lynn. Lindsey se quedó sin aliento. Si algo no hacía l. a. abuela Lynn period repartir cumplidos. Cuando llegaban eran como un regalo inesperado. –Vamos a encontrarte un bonito conjunto –dijo l. a. abuela Lynn, y se acercó a grandes zancadas a mi ropa. Nadie sabía rebuscar entre perchas como los angeles abuela Lynn. En las raras ocasiones que venía a vernos al comienzo del curso, salía de compras con nosotras. Nos maravillábamos al observar sus hábiles dedos tocar las perchas como si fueran teclas. De pronto vacilaba solo un instante, sacaba un vestido o una camisa y lo sostenía en alto. �¿Qué os parece? », preguntaba. Siempre period perfecto. Mientras observaba mis prendas sueltas, las sacaba y las colocaba sobre el torso de mi hermana, dijo: –Tu madre está deadly, Lindsey. Nunca los angeles he visto así. –Abuela. –Chisss. Estoy pensando. –Sostuvo en alto mi vestido favorito para ir a l. a. iglesia. period de algodón oscuro, con un cuello a lo Peter Pan. Me gustaba sobre todo porque los angeles falda period tan larga que podía sentarme con las piernas cruzadas en el banco y estirar el dobladillo hasta el suelo–. �De dónde sacó este saco? –preguntó–. Tu padre también está deadly, pero él por lo menos está furioso. –¿Sobre qué hombre le preguntabas a mamá? Ella se puso rígida al oír l. a. pregunta. –¿Qué hombre? –Le preguntaste a mamá si papá seguía creyendo que ese hombre lo había hecho.

Rated 4.11 of 5 – based on 28 votes

About the Author

admin